Compartir

Agentes del distrito Centro de la Policía Municipal de Madrid han detenido a un hombre que transportaba droga en una bolsa para reparto de comida a domicilio cuando circulaba en bicicleta mientras manipulaba el teléfono móvil, por lo que procedieron a darle el alto a efectos de identificarle y en su caso notificarle la correspondiente denuncia.

Según informó la Dirección General de la Policía Municipal este jueves, fue el estado de “gran nerviosismo” lo que activó las sospechas de los policías, que le preguntaron si llevaba algo que pudiera comprometerle, sacando el ciclista una bolsa pequeña con cuatro bolsitas en su interior, de un gramo cada una, aproximadamente, con una sustancia en polvo de color blanco, al parecer heroína.

El ciclista también portaba una mochila isotermo, de las que se usan para el reparto de comida a domicilio, pero con los paneles isotérmicos modificados artesanalmente con cartón e imanes, encontrando en el interior de uno de ellos diez bolsitas pequeñas con cocaína, siete bolsitas con ketamina, ocho bolsitas con cristal, todas ellas de un gramo, aproximadamente, y 28 pastillas de éxtasis, todo ello predispuesto para su venta.