Compartir

El pequeño Giulio nació hace casi cuatro años sano pero sin la mano derecha, lo que le dificultaba coger o sujetar algunos objetos. Ahora, le acaban de implantar un brazo ortopédico que le ha llenado de felicidad.

En el vídeo colgado en las redes sociales se ve al pequeño Giulio estrenando su prótesis, muy emocionado al poder abrir y cerrar su nueva manita. Es entonces cuando le preguntó a su madre “¿mamá, me lo puedo quedar?”, a lo que el médico respondió con humor “ya veremos”.

Tras ver su emotiva reacción su madre apuntó “¡Tanto el técnico ortopédico como yo estamos sorprendidos por la reacción del niño!”!.

En declaraciones a Daily Mail, Samuela Sarda se ha mostrado feliz por su hijo: “Para muchos, esto podría parecer un simple movimiento mecánico, pero para alguien que no tiene una mano, esto es un milagro”.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#ammazzamammapossotenerla #possotenerla @giulioelagenesiadelbraccio

Una publicación compartida de Giulio l’agenesia del braccio (@giulioelagenesiadelbraccio) el

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#ammazzamammapossotenerla #possotenerla @giulioelagenesiadelbraccio

Una publicación compartida de Giulio l’agenesia del braccio (@giulioelagenesiadelbraccio) el