Compartir

La policía ha detenido a un hombre de 52 años que robó un banco en Olivenza (Badajoz) disfrazado de Guardia Civil. Su arresto se llevó a cabo apenas dos días después de que diera el golpe.

El robo de casi 3.000 euros se produjo el lunes en una sucursal de Caixabank y según el diario ‘Hoy’, el ladrón utilizó un “arma falsa”. La Brigada de Policía Judicial de Badajoz se hizo cargo de la investigación, y tras la toma de declaraciones y el estudio de las grabaciones logró identificar al autor que cuenta con numerosos antecedentes.

El individuo que se ocultaba tras el uniforme de la Benemérita al completo, con capa y tricornio, no se preocupó de otra cosa más que de dar el golpe, por lo que las cámaras pudieron recoger todo lo que sucedió.

En la grabación se ve cómo entró con normalidad a la sucursal, y poco después de hablar con la cajera, le amenaza con una falsa pistola que apoya en el mostrador; y tras recibir el discreto botín, se ve cómo sale de la oficina e incluso se agacha a recoger algo que se le había caído.