Compartir

Lewis Hamilton ha reaccionado pronto ante el aluvión de críticas que ha recibido en el día de ayer. El vigente campeón del mundo de Fórmula 1 colgó en su cuenta de Instagram un vídeo en el que criticaba a su sobrino por llevar un vestido de princesa: “Estoy tan triste ahora. Miren a mis sobrino. ¿Por qué usas un vestido de princesa? ¿Pediste eso por Navidad?” le preguntó el inglés al menor.

En la grabación, que fue borrada tras recibir críticas por ser un comentario sexista fuera de lugar, el inglés le espetó a su familiar que los niños “no usan vestidos de princesas”. Al poco tiempo, el piloto se retractó de sus palabras: “En ningún momento quise ofender a nadie. Ayer estuve jugando con mi sobrino y me di cuenta de que mis palabras no fueron afortunadas. Amo que mi sobrino se sienta libre de expresarse del mismo modo que lo hacemos los demás. Siempre he estaod a favor de que cualquiera exprese su vida como quiera vivirla y espero ser perdonado por este lapsus”. sentenció Hamilton.