Compartir

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, recordó este miércoles a la candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, que su formación será “determinante” tanto para su investidura como para aprobar los Presupuestos regionales, lo que le permitió advertirle de que no renunciará a sus “contenidos programáticos”.

Así se pronunció Monasterio en la segunda de las dos jornadas del Pleno de investidura en la Asamblea de Madrid, en el que apeló a la “generosidad” y “altura de miras” de su partido para favorecer con su voto afirmativo la investidura de Díaz Ayuso.

No obstante, advirtió de que no podrá apoyar todas y cada una de las 155 medidas que conforman el acuerdo de gobierno de PP y Cs, lo que le sirvió para recomendarle que o renuncian a alguna de ellas o tendrá que buscar el apoyo de los partidos de izquierda.

A su vez, dijo a la candidata del PP que Vox no renunciará a “ninguno de sus contenidos programáticos”. “Nuestro compromiso con ustedes acaba en la votación; el suyo con nosotros después de ella”, dijo.

Monasterio aseveró que los votos de Vox son “determinantes” para sacar adelante la investidura de Díaz Ayuso y para aprobar los Presupuestos regionales, y dejó claro que “no regalará” su apoyo a éste.

Explicó que Vox basa sus postulados ideológicos en tres ejes: “prosperidad, libertad y legalidad”, algo, dijo Monasterio, que “indigna al consenso progre, pero no estamos aquí para guiños, sino para mejorar la vida de los madrileños, a los que no se puede ningunear”.

Por ello, le afeó que esté dispuesta a pasar de nueve a 13 consejerías y le reclamó que someta a una auditoría las subvenciones y que no repita los “eslóganes globalistas” que repiten mantras como la “patulea” del cambio climático.

También le trasladó al portavoz del PSOE en la Asamblea que, a pesar de ser un “hombre inteligente”, no le puede apoyar, porque forma parte de un “un partido equivocado”, que pacta en Navarra con quienes “tienen manchadas las manos de sangre”.

Por último, recriminó al portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Iñigo Errejón, que utilice Madrid como “trampolín” para cobrarse la revancha con Pablo Iglesias, si bien le reconoció el mérito de ser “más moderado” que Podemos.

(SERVIMEDIA)