Compartir
Servmedia

El portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, anunció este martes la petición al Ministerio de Justicia para que indulte al joven que ha sido condenado a dos años de prisión por defender a una mujer que estaba siendo atracada en la calle.

Espinosa de los Monteros aseguró que el comportamiento de ese joven fue “ejemplar”, incluso “heroico”, ya que no dudó en perseguir al delincuente y en “responder” cuando se vio agredido por él, con “la mala fortuna” de que acabó muriendo. El joven, dijo, actuó “de manera instintiva”, “no andaba buscando pelea” y se comportó como a cualquiera le gustaría que se comportara alguien en defensa de un ser querido.

 

Vox reclamará el indulto para él, pedirá a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, que solicite para él la Medalla al Mérito Civil, y promoverá también un cambio de legislación para que el Código Penal incluya como defensa propia la defensa de terceros, especialmente la de personas en situación de especial vulnerabilidad, como niños o mujeres.

Además, va a impulsar una campaña de recaudación de fondos para contribuir a reunir los 180.000 euros que el juez ha impuesto al joven en concepto de responsabilidad civil, a la que los diputados electos de Vox han aportado ya 6.400 euros. Puede ser la primera vez, ironizó, “que se vea a políticos poniendo dinero en vez de llevárselo”.

 

Los hechos ocurrieron el 8 de febrero de 2015 en Fuengirola (Málaga), cuando Borja contempló cómo dos individuos, un hombre y una mujer, asaltaban a una mujer para robarle el bolso. El hombre salió corriendo con el bolso de la agredida, Borja le persiguió y al alcanzarle fue agredido por el atracador, que según la sentencia estaba bajo los efectos de las drogas. Borja le propinó un puñetazo y el hombre cayó al suelo. Poco después murió, sin que se haya podido probar, destaca Vox, la causa exacta de la muerte.

Vox destaca que Borja ya pidió perdón ante el juez, al que explicó que solo quería defender a la mujer agredida y defenderse él mismo de los golpes del atracador, y que, de hecho, a pesar de ser ‘mileurista’ depositó 6.000 euros en concepto de responsabilidad civil antes de ser condenado.

Consideran que la muerte del atracador no merece una pena de dos años de prisión para un joven que actuó de forma “heroica” sin ánimo de agredir a nadie, y piden que más allá de las filiaciones políticas de cada cual, incluida la de Borja, muchas personas contribuyan con una pequeña aportación a depositar esa cantidad impuesta por el juez.