lunes, 21 septiembre 2020 21:38

Las vacunas, que llegarán en diciembre, se pondrán a domicilio en Andalucía

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha avanzado este viernes que, una vez se reciban en Andalucía los primeros lotes de vacunas contra el Covid-19, que serán entre 250.000 y 300.000 y llegarán para “finales de diciembre”, la pretensión de Salud es que se pongan “en domicilio” y primero a las personas mayores y “en riesgo”.

En rueda de prensa en el Hospital Reina Sofía de Córdoba para presentar el plan de inversiones en infraestructuras sanitarias de la Junta para dicha provincia, Aguirre ha subrayado, en primer lugar y respondiendo a las críticas que ha recibido por anunciar que Andalucía recibirá las primeras vacunas contra el coronavirus en diciembre, que ha sido la propia Unión Europea (UE) la que ha anunciado que esas vacunas se distribuirán “a finales de noviembre”, recordando Aguirre que España se ha sumado a la compra centralizada de “300 millones de vacunas” que hará la UE y que Andalucía se suma a la compra de España.

La cuestión, según ha precisado Aguirre, es que, “a nivel de España, llegarán para diciembre 1,5 millones de vacunas”, con lo que a Andalucía, que toma parte en la compra centralizada que hará España, le corresponderán de este primer lote “entre 250.000 y 300.00 vacunas, de las que podríamos disponer a finales de diciembre”, aunque el consejero de Salud espera “que sea antes”, teniendo en cuenta el citado anuncio de la UE de que “para finales de noviembre podríamos tener ya disponibilidad de la vacuna Oxford”.

Al saber que la vacuna “no viene precargada”, Aguirre ha anunciado también que la Junta ya había programado hacerse con las jeringas necesarias para inyectar las dosis de vacunas, a razón de dos por persona, razón por la que Salud ya había previsto aprovisionarse de “25 millones de jeringas, con agujas, específicas para vacunas”.

En cuanto a los criterios de vacunación, Aguirre ha señalado, respecto a los criterios de vacunación, que se empezará “con el eslabón más débil de la cadena epimediológica”, lo que implica que se comenzará “por las residencias de mayores”, añadiendo que se intentará “hacer la vacunación en domicilios”.

Con ello se quieren evitar las colas ante los centros de salud, con lo que la vacunación, según pretende el consejero de Salud, se haría “a través de Enfermería, a nivel de domicilio”, y se empezará “con personas de mayor edad y en riesgo, igual que haremos con la vacuna de la gripe”.