Compartir

El juzgado de Instrucción número 4 de Reus ha abierto diligencias de investigación contra una profesora, acusada de presuntos malos tratos a un niño de 4 años, según publica ‘Confidencial Digital’.

Los padres del menor interpusieron una denuncia el pasado mes de febrero en el juzgado de guardia de Reus tras constatar que su hijo se comportaba de forma extraña. El niño ingresó en el centro en septiembre y semanas después comenzó a morderse las uñas, incluso la de los pies, hasta hacerse heridas. También se hacía sus necesidades encima.

Los progenitores mantuvieron varias reuniones con la dirección del centro que siempre negó los hechos. Tras la negativa, decidieron introducir una grabadora en el bolsillo del abrigo de su hijo.

En las 21 horas de audio obtenidas se escuchaban insultos por parte de la tutora, al pequeño y a otros compañeros, a los que se dirigía utilizando palabras como “guarro” o “asqueroso”.

Con las grabaciones, los padres regresaron al centro para que tanto la directora y la jefa de estudios pudieran escucharlas, sin embargo éstas aseguraron que no podían despedir a la docente.

El menor comenzó a recibir tratamiento psicológico y faltó a clase una semana.

Los Servicios Territoriales de Tarragona abrieron un expediente sobre el caso, y la profesora dejó de ser tutora para ejercer de sustituta en cursos de Primaria, siempre acompañada por otro docente.

La denunciada envió una carta con alegaciones, donde asegura que cuenta con el amparo de la ley y dónde califica a los denunciantes de “malos padres” y “despreocupados”, además de afirmar que obligaban a su hijo a tomar laxantes.