Compartir

Una mujer de 31 años, de nacionalidad alemana, que cumple condena en una cárcel de Roma, ha matado a su bebé de cuatro meses y ha herido gravemente a su otro hijo que se encuentra ingresado en estado crítico.

Los hechos han ocurrido en el jardín de infancia del centro penitenciario de Rebibbia, después de que la madre arrojara a los menores por las escaleras.

La mujer, que llevaba en prisión desde el mes de agosto, cumplía una condena por tráfico de drogas.

El Ministerio de Justicia ha abierto una investigación interna para intentar esclarecer cómo sucedieron los hechos, según informa el ‘Corriere della Sera’