Compartir

La filtración de un informe del Ministerio del Interior calificado como “reservado” confirma que el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid se produjo tras negarse a filtrar a sus superiores las diligencias judiciales sobre el 8-M.

Según la nota que publica ‘El Confidencial’, la directora general del cuerpo, María Gámez, reconoció por escrito que el mando fue relevado por “no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento”.

Esa nota contradice la explicación inicial que dio Marlaska quien afirmó en un primer momento que el cese de Pérez de los Cobos se debió a una reestructuración de equipos y que no hubo “injerencia”.

El Ministerio del Interior aseguró este martes que el coronel Diego Pérez de los Cobos fue cesado como responsable de la Guardia Civil en Madrid por no dar cuenta a sus superiores de que sus agentes habían realizado un informe sobre la manifestación del 8 de marzo, pero no por guardar secreto por su contenido y no revelarlo a sus superiores.