Compartir

Pese a las bajas temperaturas que hay estos días en Madrid, una mujer no dudó en meterse en el interior de la fuente que hay en el centro de la Puerta del Sol y, ya de paso, lavar su ropa.

En las curiosas imágenes, difundidas por Telemadrid, se puede ver cómo varios agentes de la Policía Municipal se personaron el lugar y sacaron a la atrevida bañista del interior de la fuente.

Minutos después procedieron a su detención.