Compartir
Archivo

Un anciano de 84 años ha fallecido el miércoles después de que su mujer, de 83, le rompiera un plato en la cabeza durante una discusión familiar ocurrida en su domicilio, situado en la localidad alicantina de Orihuela

Los hechos tuvieron lugar el pasado siete de septiembre. Fue el hijo de la pareja quien denunció los hechos tras descubrir que la mujer había dicho a la policía que se trataba de un accidente doméstico cuando estaba explicando a las autoridades las lesiones que sufría su marido.

Agentes de la Policía Nacional encontraron en la basura restos de un plato de cerámica con indicios biológicos de la víctima, que fue traslado a un hospital, donde perdió la vida tras once días internado.
La mujer, por orden del juez, ha ingresado en prisión.