Compartir

Es una de las historias más bonitas que nos deja el fin de semana. Una mujer de 34 años, que se había quedado esteril por culpa del tratamiento que estaba recibiendo contra el cáncer, ha dado a luz a su primer bebé.

El equipo médico ha querido explicar cómo fue el proceso. Antes de iniciar el tratamiento decidió extraerse varios óvulo inmaduros, que posteriormente en el laboratorio fueron fertilizados gracias a una técnica llamada maduración in vitro (MIV).

Ahora, tras completar el embarazo, este mujer ha dado a luz a su primer bebé al que han llamado Jules, según relata la revista Annals of Oncology