Compartir

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, vuelve a verse cuestionada, a raíz de nuevas informaciones publicadas que demuestran que mintió y que no sólo conoce al excomisario, José Manuel Villarejo-hoy en prisión, sino que eran colegas.

Según ha publicado ‘Moncloa.com’, Dolores Delgado; el exmagistrado, Baltasar Garzón y el comisario, comieron juntos el 23 de octubre de 2009. Así lo recoge la grabación de audios a la que ha tenido acceso dicho diario digital, en la que se escucha cómo todos los comensales se expresan con camaradería.

“Las conversaciones están recogidas en un dispositivo de grabación que el comisario Villarejo habría activado minutos antes de llegar al restaurante”. Son casi 4 horas de grabación, que destilan camaradería entre la entonces fiscal de la Audiencia Nacional y los amigos de Villarejo entre los que se contaban mandos policiales, la mayoría hoy imputados, que se referían a Delgado y Garzón como “Lola” y “Balta”.

La comida se habría celebrado en el restaurante madrileño de Rianxo, en la que Delgabo habría comentado con Villarejo “asuntos judiciales y policiales, y tiene conversaciones sobre asuntos de índole íntimo y familiar”. Todo ello mientras en la mesa se servían tortillas de patatas, jamón serrano con tomate, ‘xoubas con pimientos, alemjas al natural, lubinas y solomillos, acompañado de un Ribera del Duero-Pago de Capellanes.


Hay que recordar que Delgado ha pasado de negar cualquier tipo de relación con Villarejo, a admitir que se vio con el excomisario en algún evento. Declaraciones que ha ido matizando según han ido apareciendo informaciones que les vinculaban y le acusaban de haber intervenido en un caso de extradición de un empresario.