Compartir
Twitter

El nombre que utiliza actualmente es Karen White, pero cuando cometió las tres violaciones de las que se le acusaba su nombre era Stephen Wood y era un hombre. Cumplió un año y medio de condena por conducta inadecuada con un menor.

Se encontraba en prisión preventiva y, aunque no se había sometido a un cambio de sexo, se declaró transgénero y fue trasladado a una cárcel de mujeres para cumplir lo que le quedaba de condena ya que, según las autoridades de Reino Unido, los presos deben estar en una cárcel que coincida con el género que estos expresen.

Karen White fue transferida a una cárcel de mujeres, y, tan solo unos días después de este traslado, aprovechó para abusar sexualmente de algunas de las reclusas. Hasta cuatro abusos sexuales se le han imputado e incluyen acoso, tocamientos indebidos, exhibición de sus genitales y comentarios inapropiados sobre sexo oral.