Compartir

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, trasladó este martes al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que cumple con las exigencias que le ha planteado sobre Navarra, Cataluña y política fiscal y que, por ende, “no debería existir problema para que contribuyeran con su abstención”.

Así lo transmitieron fuentes socialistas una vez que se produjo la conversación telefónica entre Sánchez y Rivera, después de que ayer el presidente de Cs planteara al PP la posibilidad de ofrecer una abstención conjunta a cambio de varios compromisos “de Estado”, entre ellos un Ejecutivo “constitucionalista” en Navarra, que no haya indultos en el caso del ‘procés’ y que se realice una política económica “sensata”.

En un texto por escrito rubricado por Sánchez para dar respuesta a la carta trasladada por Rivera, transmite su “firme compromiso con la Constitución y las leyes en cualquier punto de nuestra geografía” y su “voluntad de proteger y mejorar el poder adquisitivo y el nivel de vida de las clases medias y trabajadoras”.

También resalta el jefe del Ejecutivo en funciones que “Navarra tiene un Gobierno liderado por el PSOE plenamente comprometido con la defensa de la Constitución y del régimen foral, y del que no forma parte EH Bildu, que sí integraba en cambio el ejecutivo regional anterior”.

Por tanto, Sánchez indica por escrito que “las inquietudes que condicionan” la postura de Cs en este proceso de investidura se cumplen y defiende que “no debiera existir problema” para que contribuyeran con su abstención y, desde la oposición, a evitar una repetición electoral “del todo innecesaria”.

EL TACHÓN

Sin embargo, en las redes sociales lo que ha llamado la atención de miles de españoles ha sido el tachón que tiene la carta.

El equipo de Sánchez ha tachado “Señor Rivera” para sustituirlo por “Estimado Albert” con el objetivo de mostrar su cercanía y cordialidad.

No obstante, ha generado multitud de comentarios y críticas.