Compartir

Un preso que cumplía condena en la cárcel de Albolote (Granada) se fugó hace tres semanas aprovechando una salida del recinto para limpiar de basura el Pantano de Cubillas, un embalse situado entre Sierra Elvira, las montañas de Colomera y la Sierra Arana (Granada).

Una vez que acabaron con sus tareas de recogida, uno de los reclusos conocido como ‘el Cartucho’, de 35 años, solicitó permiso a los funcionarios para ir a orinar. El preso se alejó buscando privacidad, momento que aprovechó para escapar, informa ‘Ideal’.

‘El Cartucho’ cuenta con más de 12 detenciones y más de 40 delitos a sus espaldas, y estaba a pocos meses de conseguir la libertad.

El fugado acababa de regresar a prisión de un permiso penitenciario, por lo que extraña que la huída se produjera en semejantes circunstancias. Su fuga puede estar relacionada con el inminente alumbramiento de su pareja, comentaron fuentes cercanas al citado diario, que en ningún caso justificaron los hechos.

Se desconoce su paradero y si su mujer ha dado a luz.