Compartir
Archivo

Un perro desenterró unos huesos, al parecer, humanos, mientras paseaba junto a su dueño por la ladera del Castillo de Soria. Tras el sorprendente descubrimiento, el propietario llamó a la Policía que a continuación dio aviso a la Policía Científica y Judicial para iniciar las correspondientes actuaciones.

Según informa ‘El mirón de Soria’, el ciudadano informó hacia las 22:30 horas de este domingo del hallazgo y la Subdelegación del Gobierno ha confirmado que se han encontrado dos cráneos junto a otros huesos diversos.

La Policía Nacional continúa las gestiones para aclarar la procedencia de los huesos encontrados, junto al cementerio del Espino.