Compartir

Un niño de 6 años aficionado a la pesca con imán sacó del fondo de un lago una caja fuerte robada hace 8 años.

La pericia de Knox Brewer, un pequeño de Carolina del Sur (EEUU), ha ayudado ha resolver un viejo misterio que trajo de cabeza a las autoridades del estado norteamericano durante años.

El pasado Día de la Madre, el niño se encontraba practicando la pesca con imán en el lago de Whitney Lake cuando el extremo de la cuerda se adhirió al metal de una caja fuerte que se encontraba en las profundidades.

Incapaz de sacar la pesada pieza fuera del agua, un adulto le ayudó a tirar del hilo y para su sorpresa descubrieron joyas, un cuaderno y una chequera en el interior de su captura.

Tras dar aviso a las autoridades, los agentes racionaron la caja de caudales con un robo cometido contra vecina 8 años atrás.

“Le faltaban algunos brazaletes, me dijo”, comentó la madre del pequeño, Catherine Brewer, tras devolver la caja a su dueña original, quien a pesar de haber perdido sus piezas más caras se mostró encantada de recuperar el resto de objetos.

Según los padres, Know Brewer se aficionó a la pesca con imán después de ver un vídeo sobre la práctica en Youtube.