Compartir

Un juez ha ordenado la apertura de diligencias contra una cofradía de la Semana Santa sevillana por sacar en procesión a la Virgen de la Caridad con un fajín que perteneció a Francisco Franco. La decisión del magistrado llega un día después de que la Fiscalía archivara la misma denuncia, interpuesta por una asociación de Juristas.

Según publica ‘El Mundo’, el titular del Juzgado de Instrucción 7 de Sevilla, Eugenio Pradillo, considera en el auto notificado en la tarde de este lunes que los hechos presentan “características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal”. Ahora el magistrado tendrá que decidir si, tal y como pedían los denunciantes, ordena a la Policía que haga un seguimiento de los hechos e identifique a los portadores de la imagen en el caso de que la cofradía del Miércoles Santo sevillano decida salir con el fajín.

La prenda perteneció al general Francisco Franco y su hija, Carmen Polo, lo regaló en el año 2000 a la cofradía sevillana.

La denuncia fue interpuesta por la Sociedad Andaluza de Juristas 17 de marzo después de que la Fiscalía de Sevilla archivara una idéntica por considerar que no veía delito, tan solo horas después de que la presentara su abogado Luis Ocaña. Para el Ministerio Público, sacar en procesión el fajín de Franco no es delito, sino una tradición.

La  asociación considera que la decisión del juez enmienda la del Ministerio Público e insiste en que el uso del fajín por parte de la conocida Hermandad del Baratillo es un “enaltecimiento” de la figura de Franco y de sus crímenes a lo largo de sus 40 años de dictadura, y  podría ser constitutivo de un delito de odio.

Según ‘La voz del Sur’, los juristas subrayan que la exhibición pública de esta prenda “viene expresamente prohibida por el artículo 510.1 del Código Penal que recoge penas de prisión para quien “públicamente nieguen, trivialicen gravemente o enaltezcan los delitos de genocidio, de lesa humanidad o contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado, o enaltezcan a sus autores, cuando se hubieran cometido contra un grupo o una parte del mismo, o contra una persona determinada por razón de su pertenencia al mismo, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias”.