Compartir

La Policía investiga la muerte de un joven de 27 años en Paterna (Valencia) durante la celebración del cumpleaños de su hija.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del sábado al domingo cuando se produjo una discusión familiar a raiz, presuntamente, de que el fallecido quería conducir aun estando bajo los efectos del alcohol.

Según informa ‘ABC’, la mujer del fallecido le pinchó las ruedas del coche para que no pudiera emprender la marcha.

La trifulca derivó en un enfrentamiento entre familias y concluyó con el hombre apuñalado de gravedad. Se desconoce quién fue el autor de la muerte.