Compartir

El Instituto de Educación Secundaria Andévalo de la Puebla de Guzmán, en Huelva, se ha situado en el foco de la polémica tras quitar parte del recreo a sus alumnos varones el día 8 de marzo, en su intento por hacerles ver la discriminación que sufre la mujer.

A las 11:10 horas de la mañana del próximo viernes 8 de marzo, cuando suene la sirena, los chicos no podrán salir al patio, cosa que sí harán sus compañeras. Ellos tendrán que esperar cinco minutos, por decisión del centro, con la finalidad didáctica de hacerles comprender “lo que ha sentido la mujer durante mucho tiempo en la historia, donde simplemente por el sexo se le ha prohibido realizar distintas tareas, algo totalmente injusto, pero que sucedía (y sigue sucediendo en determinados países)”.

Según ha publicado ‘Libertad Digital’ que se ha puesto en contacto con sus directivos, se ha hecho una “interpretación maliciosa” de los hechos por personas que quieren hacer daño al centro. Tras asegurar que el profesorado estaba informado de la medida, con la pretenden demostrar “cómo ante el mismo trabajo y las mismas obligaciones, el hombre tiene privilegios respecto a la mujer”, subrayan que no se dejará de lado “la igualdad de ambos sexos”.

Francisco Serrano, presidente de Vox en Andalucía, se ha hecho eco de la noticia en un tuit, en el que ha descalificado la decisión de la directora por considerar que castiga “el 8M sin recreo a los alumnos varones, por el solo hecho de serlo” y ha colgado la nota con la orden dictada.