Compartir

Un hombre fue grabado en las costas de Málaga nadando en compañía de un tiburón peregrino, una de las especies de escualo más grande del mundo.

Las imágenes registradas el viernes desde una embarcación muestran al nadador y al tiburón nadando en paralelo al barco.

“Aunque no ha sido posible calcular la envergadura, a ojo, el ejemplar debía tener unos 5-6 metros de largo como mínimo”, aseguró Antonio Tamayo, agente medioambiental en páginas del diario ‘Sur’.

El confinamiento de la población como consecuencia del coronavirus ha disminuido de manera considerable el tráfico marítimo en nuestras aguas, indicó por su parte Paco Pinto, experto en tiburones del museo acuario Aula del Mar de Málaga.

Estas especies, inofensivas para el hombre, se acercan más a la costa de lo que lo hacen habitualmente.