Compartir

Un nuevo estudio realizado a pacientes con Covid-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus, que se encontraban hospitalizados con ventiladores indica que acostarse boca abajo es mejor para los pulmones.

El estudio, publicado en la revista ‘American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine’, fue realizado a 12 pacientes en el Hospital Jinyintan de Wuhan, localidad china donde surgió la pandemia global del coronavirus. El equipo estaba formado por científicos y médicos afiliados a cuatro hospitales, escuelas de medicina y universidades chinas y dos canadienses.

Las personas enfermas, evaluadas durante seis días a mediados del pasado mes de febrero, tenían síndrome de dificultad respiratoria aguda grave relacionado con el Covid-19 y fueron asistidos por ventilación mecánica.

“Este estudio es la primera descripción del comportamiento de los pulmones en pacientes con Covid-19 grave que requieren ventilación mecánica y reciben presión positiva”, apunta Haibo Qiu, del Departamento de Medicina de Cuidados Críticos del Hospital Zhangda (China), quien añade: “Indica que algunos pacientes no responden bien a la presión positiva alta y lo hacen mejor a la posición decúbito prono en la cama (mirando hacia abajo)”.

RECLUTAMIENTO PULMONAR

Los médicos en Wuhan usaron un índice que mide la respuesta de los pulmones a la presión (reclutamiento pulmonar). Los investigadores evaluaron el efecto de la posición del cuerpo para examinar a pacientes con Covid-19 grave. El posicionamiento decúbito prono se realizó durante periodos de 24 horas en los que los pacientes tenían niveles persistentemente bajos de oxigenación en la sangre.

El flujo de oxígeno, el volumen pulmonar y la presión de la vía aérea se midieron mediante dispositivos en los ventiladores de los pacientes. Los investigadores tomaron otras medidas también, colmo la aireación de sus vías respiratorias, e hicieron cálculos para medir la capacidad de reclutamiento pulmonar.

Siete pacientes estuvieron al menos en una sesión de decúbito prono y otros tres hicieron eso y recibieron un tratamiento de soporte vital ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea). Tres de las personas enfermas murieron.

Los pacientes que no se acostaban boca abajo tuvieron una peor capacidad de reclutamiento pulmonar, mientras que alternar la posición supina (boca arriba) con la de decúbito prono se asoció con un mayor reclutamiento de los pulmones.

“Es sólo un pequeño número de pacientes, pero nuestro estudio muestra que muchos pacientes no volvieron a abrir sus pulmones bajo presión positiva alta y pueden estar expuestos a más daño que beneficio al tratar de aumentar la presión”, apunta Chun Pan, del Hospital Zhongda, que agrega: “Por el contrario, el pulmón mejora cuando el paciente está en decúbito prono. Teniendo en cuenta que esto se puede hacer, es importante para el tratamiento de pacientes con Covid-19 grave que requieren ventilación mecánica”

(SERVIMEDIA)