Compartir

Un joven que había sido detenido en la localidad barcelonesa de Sant Vicenç dels Horts acusado, presuntamente, de haber acuchillado a otro hombre, lograba escapar de un coche de los Mossos tras romper los cristales del vehículo.

El hombre, que finalmente pudo volver a ser arrestado, rompió una de las lunas laterales del coche patrulla y pudo escapar por la ventanilla. En ese momento se subió al techo del coche.

Según informa ‘El Caso’, tras volver a ser retenido, el joven rompió el cristal trasero del vehículo de un cabezazo. Visiblemente herido volvió a ser detenido y conducido a otro coche donde fue conducido a comisaría.