Compartir
Twitter

El hombre, de 75 años, ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Palma a seis años de prisión por abusar sexualmente de tres nietas en los veranos de 2015 y 2016. Las tres niñas tenían entonces 9, 12 y 15 años, pero a pesar de haber abusado de ellas, no entrará en la cárcel ya que la condena se ha suspendido por tres años.

Según la Fiscalía el hombre miraba desde su habitación como se desnudaban las nietas para ponerse el pijama, las sometía a tocamientos y las besaba en la boca, esto fue apoyado por vídeos que una de las nietas enseñó en su teléfono móvil. A la pequeña de las nietas la sometía a tocamientos íntimos con la excusa de hacerle cosquillas.

Lo que deberá hacer es pagar una multa de 1.800 euros y hacer un curso de educación sexual. El hombre ha admitido su culpa y aceptó la condena que se le impuso, cuya suma son seis años, dos por cada abuso.

La Fiscalía pedía 15 años de prisión para el hombre, pero al emitir la sentencia, el tribunal tuvo en cuenta ciertas variantes, como la confesión, la edad avanzada del acusado y que ya había indemnizado con 6.000 euros a las tres jóvenes.