Compartir

Las compañías Uber y Cabify dejan de prestar de este viernes servicio en Barcelona “ante las restricciones a las VTC” aprobadas por el Gobierno catalán.

Así lo indicaron este jueves tras la publicación del decreto ley de medidas urgentes en materia de transporte de viajeros mediante el alquiler de vehículos con conductor en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC).

A pesar de anunciar su marcha de Cataluña, una portavoz de Uber señaló que siguen a disposición de la Generalitat de Cataluña y del Ayuntamiento de Barcelona “para trabajar en una regulación justa para todos, que tenga en cuenta a los miles de conductores y pasajeros de la VTC en Cataluña”.

En una carta publicada en su web señalan que hace casi un año volvieron a Barcelona con el compromiso de “hacer las cosas bien”. Desde entonces, “más de medio millón de personas nos habéis elegido para moveros por la ciudad y miles de conductores han encontrado en Uber una manera de ganarse la vida”.

La misiva continúa diciendo que ahora, sin embargo, “tenemos malas noticias”, porque ante las restricciones a las VTC aprobadas por la Generalitat de Cataluña, “nos vemos obligados a suspender el servicio de Uber en Barcelona”.

Desde la compañía demandan que exista una regulación. “Nuestro objetivo es convertirnos en un aliado a largo plazo de las más de 600 ciudades en las que operamos y Barcelona no es una excepción”. Pero, añaden, para contribuir a la vida de una ciudad, necesitamos una regulación justa.

En el caso de Cataluña, piden una regulación que tenga en cuenta a los miles de conductores y usuarios de las VTC, “que hoy ven desaparecer su medio de vida y su libertad de elegir cómo se mueven por su ciudad”. En este sentido, indican que la obligación de esperar 15 minutos para viajar en una VTC “no existe en ningún lugar de Europa y es totalmente incompatible con la inmediatez de los servicios bajo demanda, como Uber”.

Por último, “antes de irnos queremos dar las gracias a todos los usuarios y, por supuesto, a cada uno de los conductores que habéis sido un ejemplo de dignidad y profesionalidad, incluso en los peores momentos”. “A todos, gracias. Y a ti, Barcelona, esperamos vernos pronto. Te echaremos de menos”, concluye la carta.

Por su parte, Cabify anunció que este viernes se producirá su expulsión de Cataluña, tras la entrada en vigor del decreto ley de la Generalitat que exige un plazo temporal para contratar vehículos VTC. En un comunicado, esta empresa española, que se suma a Uber al abandonar Cataluña, lamenta que la Generalitat “haya cedido a la presión y exigencias del sector del taxi, perjudicando gravemente el interés ciudadano”.