Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no está satisfecho con el papel que la Organización Mundial de la Salud (OMS)está jugando en la crisis de la pandemia del coronavirus.

El inquilino de la Casa Blanca atacó con dureza este lunes al organismo internacional a través de un mensaje publicado en la red social Twitter.

“Realmente se equivocó. Por alguna razón, está financiada mayormente por Estados Unidos y sin embargo se enfoca mucho en China. Revisaremos eso en profundidad. Afortunadamente, rechacé la recomendación de mantener abiertas nuestras fronteras con China. ¿Por qué dieron esa recomendación?”, criticó.

 Posteriormente en una rueda de prensa fue más allá, y anunció que dejará de pagar la contribución de Estados Unidos a la OMS.

“Proveemos la mayor parte del financiamiento (de la OMS). Han estado equivocados sobre muchas cosas. Tenían mucha información en las etapas iniciales. Reciben 58 millones de dólares. A veces el dinero va a programas que implementan. Sí son buenos, es genial, pero queremos investigar porque han tomado malas decisiones. Podrían haberlo meses antes, deberían haberlo hecho meses antes. Vamos a congelar esos fondos. Cuando cada decisión que toman es mala, eso no es bueno”, afirmó.