Compartir

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, mostraron este martes su apoyo a los 12 políticos catalanes procesados por su participación en el ‘procés’ independentista de Cataluña, en una concentración en la que portaban una pancarta que decía “decidir no es delito”.

Torra y Torrent encabezaron este martes la protesta, acompañados de otros políticos como los diputados Joan Tardá y Gabriel Rufián. “Decidir no es delito”, rezaba la pancarta que portaban en las inmediaciones del Tribunal Supremo, rodeados de un amplio dispositivo de seguridad, que no permitió acceder a los manifestamtes a la plaza de la Villa de París, frente al Alto Tribunal.

Tras participar en la concentación, Torra fue recibido por el presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes. Este saludo protocolario es habitual con las autoridades públicas españolas que acuden al Palacio de Justicia en visita no institucional.

En el acto, que ha tenido lugar en el despacho oficial del presidente del Supremo (rotonda), también han estado presentes el vicepresidente del Alto Tribunal, el conseller de Territorio la Generalitat, Damià Calvet, y el delegado de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell.

Por su parte, Torrent no podrá estar presentes en la sala de vistas porque está citado como testigo en la causa. Solo tras su declaración podrá entrar a presenciar el juicio.

Al mismo tiempo, otro grupo reducido de personas, que portaban banderas de España, se manifestaban, en la calle Génova esquina con calle Marqués de la Ensenada, por la “unidad de España”.

(SERVIMEDIA)