Compartir
Twitter / PSOE Andalucía

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, explicó este lunes que convoca elecciones autonómicas para el próximo 2 de diciembre porque su comunidad merece tener la “estabilidad” y “certidumbre” que no existe en estos momentos en el resto de España.

“Creo que mi tierra merece no tener la inestabilidad que hay en el conjunto de España”, aseguró Díaz en una rueda de prensa en la que expuso las “razones” para adelantar los comicios, entre las que citó la estabilidad, el no poder aprobar los presupuestos regionales y no coincidir con el “gran ciclo” electoral de 2019.

La mandataria autonómica explicó que a la “primera persona” que comunicó el adelanto electoral fue al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el que dijo que tiene una relación fluida, al igual que los respectivos equipos.

Preguntada sobre cómo puede influir que fuese derrotada por Sánchez en las primarias del PSOE, Díaz dijo que eso ocurrió “hace ya muchísimo tiempo” y que aceptó con normalidad su derrota por sus “convicciones democráticas profundas”. “Espero que todo el mundo tenga el mismo respeto a la democracia y a Andalucía”, remarcó.

Asimismo, indicó que su comunidad necesita una campaña autonómica “centrada” en Andalucía, algo que entiende podría no suceder “vistos los acontecimientos de los últimos días”, en posible referencia a que la semana pasada el presidente de la Generalitat, Quim Torra, diera a Sánchez de plazo hasta noviembre para negociar un referéndum de autodeterminación o perderá el apoyo del PDeCAT en el Congreso.

Al mismo tiempo, Díaz, ante el previsible desembarco de líderes nacionales en su comunidad para la campaña electoral, afirmó que debería hablarse de Andalucía en los actos y mítines, puesto que “llevamos mucho tiempo hablando de otras comunidades y otros territorios”, en clara referencia a Cataluña.

“HORIZONTE DESPEJADO”

Asimismo, la presidenta andaluza defendió que su comunidad necesita un “horizonte despejado” y celebrar unas elecciones que se centren sus necesidades, algo que entiende que no sucedería si se va a las urnas en 2019, cuando deben celebrarse europeas, municipales y autonómicas.

Sostuvo que sería un “obstáculo” para hablar de las necesidades de los andaluces celebrar los comicios en 2019, ya que se produciría en medio de un “gran ciclo” electoral y su región estaría sometida a meses de campaña permanente.

Además, aludió a que entre las “razones” para adelantar las elecciones regionales el hecho de que Ciudadanos haya rechazado apoyar los Presupuestos andaluces de este año, como hizo con los de los dos ejercicios anteriores. En este sentido, apuntó que ha prometido a los agentes sociales que, en caso de repetir como presidenta, la primera decisión de su nuevo mandato será promover los “presupuestos expansivos que esta tierra necesita y merece”.