Compartir

Una niña, residente en la localidad de Alcalá de Henares (Madrid), recibió el pasado miércoles un perdigonazo mientras jugaba en un parque infantil. Los hechos ocurrieron pasadas las 13.00 horas del mediodía cuando la pequeña de 8 años se encontraba en compañía de sus padres.

Tras el impacto la niña comenzó a llorar asustada, y la madre, tras revisar la herida, comprobó que se trata de un perdigón de plomo de 4,5 milímetros. La Policía Nacional sigue buscando al autor del disparo.