Compartir

El pistolero que anoche atacó un mercadillo navideño en Estrasburgo actuó al grito de “Allahu akbar”, ¡Alá es el más grande! Así lo ha confirmado el Fiscal de la República de Francia, Rèmy Heitz, que en su comparecencia ante los medios ha confirmado que la policía ha detenido a 4 personas cercanas a Chérif Chekatt, presunto responsable del tiroteo.

La policía ha reducido a dos el número de muertos en el ataque, y y de los 13 heridos, ocho se encuentran en estado grave, y a esta hora continúa abierta la operación dar captura a Chérif.

200 gendarmes, 420 policías y dos helicópteros están movilizados en el dispositivo de búsqueda,  aunque todo apunta a que podría haber huido de Francia. Según ha informado la cadena ‘BFMTV’, tras el tiroteo, Chérif Chekatt, habría abandonado el lugar de los hechos en taxi.

El ministro de Interior, Christophe Castaner, se encuentra en Estrasburgo, donde se trasladó por orden del presidente, Macron, y  desde allí, ha trasladado su pésame a los familiares de las víctimas y ha anunciado que Francia eleva al máximo el nivel de alerta terrorista y que incrementará la vigilancia en los puestos fronterizos y de los mercadillos navideños.

Ante este trágico episodio, el Gobierno español afirmó este miércoles su “rotunda repulsa en un comunicado en el que transmitió sus “profundas condolencias y cercanía” a las familias de los fallecidos y deseó una “pronta y total” recuperación de los heridos.

Reiteró su solidaridad y “máximo apoyo” al Gobierno y al pueblo francés en la lucha contra este tipo de ataques. Por ello, trasladó la “colaboración plena” de España para evitar que hechos similares se produzcan en el futuro y para perseguir y llevar ante la Justicia a los responsables e instigadores de los mismos.

El centro de Estrasburgo estuvo durante horas bloqueado este martes y miles de personas tuvieron que permanecer dentro de los establecimientos durante horas sin poder salir por orden de la policía