Compartir

Un bebé de tan sólo dos meses de edad ha tenido que ser ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Vall d’Hebron, en Barcelona, tras recibir una paliza de su padre. Los Mossos d’Esquadra han detenido al progenitor, un hombre de 21 de años de edad, en el Maresme, según ha informado ‘324.cat’.

Tras el ingreso, el centro activó el protocolo contra el maltrato, que fue lo que dio lugar a la detención del padre.

La policía autonómica ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido. De momento, no se sabe nada del paradero de la madre, y se trata el caso como un presunto delito de violencia física y delito de lesiones.