Compartir

Los Bomberos han rescatado a un niño de 6 años de edad que había caído al interior de un foso de cuatro metros de profundidad en la céntrica Plaza de España de Barcelona. El pequeño, que presentaba heridas leves, ha sido trasladado al hospital infantil de Sant Joan de Déu.

Según ha informado ‘Diari de Tarragona’ que cita a la Guardia Urbana, el niño estaba jugando en los alrededores de lo que en realidad era una chimenea de ventilación de un equipo subterráneo, hasta que decidió subirse a un pivote que cubría el agujero y que cedió, haciendo que el niño cayera dentro del foso.

La compañía FECSA, a la que pertenece la instalación, investiga lo sucedido aunque todo apunta a que habría sido fruto del vandalismo ya que las tuercas de la rejilla de ventilación no estaban. “Alguien se entretuvo en desaflojarlas” y se las llevó, aseguran.

Tras el accidente, los técnicos volvieron a sujetar la chimenea y pusieron una vallas de señalización alrededor.