Compartir

Una niña de cuatro años ha sido rescatada en Sevilla por los bomberos tras encontrarse sola en la vivienda y pedir auxilio por el balcón.

Fueron los vecinos los que alertos a los equipos de emergencia que se personaron en el lugar y comprobaron que la menor no estaba a cargo de ningún adulto.

Por este motivo se ha abierto una investigación contra la madre de la niña quien podría tener que enfrentarse a un delito de abandono de menores.

Fueron los agentes de la Policía Local los que prepararon el desayuno a la niña después de que ella les reconociera que no había desayunado.

La pequeña quedó en custodia de una amiga de la madre, según informa el ‘Diario de Sevilla’.