Compartir

Un padre ha perdido la custodia compartida de su hijo por no encargarse de él y dejarlo de forma sistemática al cuidado de los abuelos. Fue la propia madre quien pidió que se le retirara ese derecho a su exmarido por incumplir sus responsabilidades parentales.

Según informa ‘El País‘, la sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña otorga a la mujer la custodia en exclusiva y justifica su decisión en el hecho de que las funciones que legalmente corresponden al progenitor son de obligado cumplimiento, y no se puede delegar la atención del menor en los abuelos.

Tras el divorcio de la pareja se pactó un régimen de guardia y custodia compartida de su hijo, en donde se fijaba el sistema de convivencia. Sin embargo, dos años después, la madre denunció el incumplimiento del padre. El juez de primera instancia dio la razón a la demandante y le concedió la custodia en exclusiva del menor, estableciendo un nuevo régimen de visitas, de repartición de periodos de vacaciones y de pensión alimenticia, tras lo cual el hombre recurrió el fallo.

Finalmente, la sentencia de la Audiencia Provincial avala las pruebas testificales y el informe emitido por el equipo psicosocial  que ponían de manifiesto que el progenitor no cumplió con sus obligaciones de custodia al “desatender el cuidado hacia su hijo” y subraya que por encima de todo prevalece el “interés del menor”.

En cuanto a la dejación de funciones del progenitor, los Tribunales apuntan que en ningún momento acudió al centro escolar del niño a pesar de tener necesidades educativas especiales. Denuncia que nunca llegó a firmar una autorización para prestar un apoyo individualizado de audición y lenguaje al menor, cosa que sí hizo ella.

La Sala rechaza el argumento del padre que alegaba que, en la actualidad, al encontrarse en paro, tendría más tiempo para cuidar de su hijo. Dictamina que el progenitor no cumplió con el sistema de convivencia pactado.