Compartir

El Juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla juzga este miércoles a un padre que abrió una carta dirigida a su hijo de 10 años. La acusación particular pide dos años cárcel por un delito de descubrimiento y revelación de secretos, mientras que la Fiscalía pide su absolución.

Según ‘Andalucía Información‘, que cita fuentes cercanas al caso, el hombre abrió la carta por error, al llamarse igual que su hijo. La misiva había sido enviada por la tía del niño, y en ella insultaba a su progenitor, al tiempo que indicaba al pequeño cómo tenía que declarar en el juicio de violencia de género tras la denuncia interpuesta por la madre. En aquella vista oral, el progenitor utilizó la carta como prueba de que trataban de “coaccionar” al menor para declarar en su contra y fue absuelto.

El representante legal de la acusación particular solicita que se indemnice tanto a la tía como al sobrino, con 3.000 euros a cada uno, y que se le imponga una multa de doce meses con cuota diaria de seis euros (2.160 euros)a además que se le indemnice.

El Ministerio Público pide la absolución del denunciado por considerar que le asiste su ejercicio dela patria potestad del menor.