Compartir

La Audiencia Provincial de Girona ha decidido este viernes dejar en libertad provisional sin fianza a Jordi Magentí, el único acusado por la muerte de Marc Hernández y Paula Mas el 24 de agosto de 2017, en el pantano de Susqueda.

El sospechoso saldrá a la calle, pero con la prohibición de salir del territorio nacional hasta que acabe el procedimiento, por lo que se le retira el pasaporte. Además, deberá presentarse los días 1 y 15 de cada mes -o el siguiente hábil- ante el juzgado instructor.

La defensa solicitó el pasado 18 de diciembre su puesta en libertad, según argumentó porque la acusación “construye una tesis extraordinariamente débil a partir de indicios” y se empeña,  “en mantener el foco en una sola persona”.

La puesta en libertad de Magentí llega nueve meses después de que el juzgado de instrucción 2 de Santa Coloma de Farners ordenara su ingreso en prisión.