Compartir
Juzgados Plaza de Castilla

El pederasta de astilleros, Marcelino Fernández Arnaiz, de 64 años de edad, ha sido detenido por casualidad, cuando, al negarse a cruzar el arco de seguridad en los juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid, los guardias de seguridad han llamado a los policías destinados en los juzgados.

Según publica ‘La Voz de Galicia’ que cita a ‘Europa Press’, los agentes de la Policía Nacional han identificado al individuo que había ido a  recoger una documentación  relacionada con una denuncia que formuló sobre un robo, y tras comprobar que tenía una requisitoria por violencia de género de un juzgado de Santander, le han detenido.

El pederasta de astilleros cuenta con hasta 8 antecedentes de agresión sexual a menores desde el año 1980 y desde entonces no ha dejado de entrar y salir de prisión por su reincidencia.