miércoles, 23 septiembre 2020 22:30

Año y medio de cárcel para el falso fisioterapeuta que abusó de su paciente

El Juzgado de lo Penal nº 1 de Cádiz ha condenado a un año y medio de prisión a un quiromasajista de Sanlúcar de Barrameda, como autor de los delitos de abusos sexuales e intrusismo profesional, en un proceso en el que el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía (Icpfa) participó como acusación particular. El condenado aprovechó la visita de una paciente a su consulta para abusar sexualmente de ella.

Según ha informado el Icpfa en un comunicado, el juez ha expuesto en su sentencia que el condenado se hizo pasar por fisioterapeuta careciendo de titulación y de la necesaria colegiación para ofrecer sus servicios a una paciente que, según consta en la sentencia, “tenía lesionada la zona lumbar”.

Los hechos probados de la sentencia detallan como el falso fisioterapeuta invitó a entrar a la paciente y le pidió que se desnudara para posteriormente, “movido por un ánimo libidinoso, realizarle tocamientos por el pecho, la barriga, las ingles y las piernas, durante al menos una hora”.

Concretamente, según ha explicado el Icpfa, el magistrado ha condenado a este falso fisioterapeuta como autor de un delito de abuso sexual a prisión de un año y a la privación de comunicación por cualquier medio con la víctima, así como de aproximarse a menos de 200 metros de ella o su domicilio, su lugar de trabajo y cualquier otro frecuentado por la misma por tiempo de tres años.

Por el delito de intrusismo profesional lo ha condenado a una pena de prisión de seis meses, con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. Además, como responsable civil, se ha condenado al acusado a que indemnice a la perjudicada en la cantidad de 1.500 euros.