Compartir

La alcaldesa de O Porriño, en Pontevedra,  Eva García de la Torre, ha confirmado que cuenta con protección policial, “por orden de la Subdelegación del Gobierno” después de que unos asaltantes acuchillaran y mataran a su perro, en el jardín de su casa. La Guardia Civil investiga los hechos y no descarta ninguna hipótesis.

Según ‘La Voz de Galicia‘, el Concello vincula el asalto de la vivienda y la muerte del animal con las declaraciones de la alcaldesa en las que condenó los disparos de una pedida de mano gitana, en la madrugada del sábado, que acabó con dos menores heridos. Fue durante un acto de campaña cuando la edil mostró su repulsa por el tiroteo en el que un miembro del clan de los Morones irrumpió en la pedida de los Zamoranos.

De la Torre, muy afectada por la pérdida de su mascota, ha asegurado que nadie va a conseguir amedrentarla: “Era una de mis mascotas, una perra de 15 años a la que apuñalaron vilmente y la mataron (…).  Si alguien ha querido amedrentarme para que yo no cumpla con mis obligaciones y con mi responsabilidad, desde luego, se equivoca”, decía.

“Si hay otro clan mafioso que pueda estar involucrado y que haya querido hacerme una advertencia para que me calle, se equivoca. Mi obligación, al asumir el cargo de alcaldesa, es llamar a las cosas por su nombre y defender a todos los ciudadanos, con independencia de su raza, religión, origen o situación económica. Me debo a todos y, evidentemente, no me voy a dejar amedrentar”, advertía.

Según ‘El Faro de Vigo’, la del domingo no fue la primera agresión que sufría la edil, ya que en una ocasión intentaron envenenar a otra de sus mascotas.