Compartir

La Policía Local de Toledo ha interceptado un vehículo en el que habían sido sustituidos los habituales asientos por sillas de playa. En la parte trasera, además, había una hamaca con unos cojines.

El coche era de la marca Renault y tenía que pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) el próximo año. Fue localizado en una gasolinera cuando repostaba.

La imagen, que ha sido compartida en la cuenta de Twitter, va acompañada por el texto “a nosotros también nos sorprendió”.