Compartir

Según informaciones aparecidas en El Periódico, los Mossos d´Esquadra han detenido este jueves a un viajero que, en pleno trayecto, amenazó con hacer volar el AVE que cubre la ruta entre Barcelona y Girona. Afortunadamente, la amenaza no se materializó y todo quedó en un susto.

Desde el Área Básica Policial de los Mossos se ha notificado que desde las 18.00 horas del jueves se recibieron numerosas llamadas, realizadas desde el interior del tren, denunciando la presencia de una persona, delgada, morena, vestida con un poncho y que, con acento extranjero, amenazaba con hacer explotar el convoy

La Policía acudió a la estación de Girona, que fue desalojada en parte, y esperaron la entrada del tren en la estación, prevista para 18.20 horas de la tarde.

Una vez que el convoy paró en su dársena, efectivos de la Policía subieron al interior y, a punta de pistola, detuvieron al sospechoso, que no opuso resistencia y al que no se le encontró explosivo alguno.

El detenido está acusado como presunto autor de un delito de desórdenes públicos y se le evaluará médicamente para esclarecer si tiene algún tipo de enfermedad mental.