Compartir

La tragedia se produjo el pasado sábado en Bulilima (Zimbabue), cuando, según informa el rotativo local thezimbabwenewslive.com, Moses Ndlovu, de 31 años de edad, fue pisoteado por un elefante al tratarse de hacer un selfie con el animal.

Fuentes policiales indican que Ndlovu, junto a unos amigos, trató de atraer a los elefantes hacia un lugar despejado donde poder retratarse con ellos. “Llamó a dos amigos (…) e intentaron llevar a los tres elefantes hacia un claro en el Centro de Negocios Bhagani“, ha declarado Philani Ndebele, portavoz de la Policía.

Los animales, en vez de posar y sonreír, arremetieron contra el grupo de amigos, que salieron huyendo en direcciones opuestas. Uno de los elefantes persiguió a Ndlovu hasta que finalmente consiguió darle muerte por aplastamiento.

Es preocupante saber lo que intentaron hacer estos hombres. Los elefantes son animales peligrosos, y lo que hicieron fue arriesgado. Me gustaría pedir a la gente que sea responsable de su vida y no lleve a cabo actos peligrosos“, ha recalcado Ndebele.