Compartir

Según informa el rotativo local Ouest-France, hacia las 10.00 horas de este jueves, una explosión ha tenido lugar en la central nuclear de Flamanville, situada en el norte del Francia.

Por el momento, no se ha confirmado que haya fallecidos, pero fuentes confirman que cinco personas están intoxicadas.

Efectivos de seguridad y personal de emergencia se han desplazado hasta el lugar de la catástrofe y, afortunadamente, han asegurado que la explosión, y su consiguiente incendio, se ha producido en la sala de máquinas de la central, fuera de la zona nuclear, por lo que, por el momento, no existe riesgo de fuga.

Olivier Marmion, jefe de gabinete de la prefectura, ha tranquilizado a la población en declaraciones realizadas a la agencia AFP. “Esto es un evento técnico significativo, pero no se trata de un accidente nuclear. Cinco personas resultaron levemente intoxicadas pero no están heridas como tal“.

El fuego ya ha sido controlado y uno de los reactores de la central ha suspendido su actividad.