Compartir

Joy Wangari, una niña de 10 años de edad, ha fallecido en Solio (África) tras ser golpeada por su profesor y sus compañeras de clase. El motivo, no saber leer.

Según el Daily Nation, “el profesor les dijo a los compañeros que la enseñaran a leer y que le pegaran si no podía hacerlo“.

El mismo rotativo asegura que el profesor ya había lastimado a la pequeña, antes que éste ordenase a sus compañeros pegarla. 

Tras la paliza, la pequeña pidió regresar a su casa, donde vive con su abuela. Una vecina de Wangari, que la visitó en los días posteriores a la paliza, asegura que la niña estaba muy débil. “Fui a visitar a la niña a su casa y parecía muy débil. Tenía dolores en el abdominal y en la espalda“, explica la vecina a la prensa local.

Con el paso de los días la salud de la niña empeoró y comenzó a vomitar sangre. Fue trasladada de urgencia al hospital de Naromoru, donde nada pudieron hacer por salvar su vida.

No se han producido detenciones relacionadas con la tragedia. El profesor permanece en paradero desconocido desde el día de los hechos.