Compartir

Dos vecinos del pueblo de Tres Cantos (Madrid) han sido detenidos por cultivar, en su domicilio, marihuana en grandes cantidades.

Los hechos se produjeron la semana pasada cuando una mujer avisó a la Guardia Civil e informó que un individuo armado estaba merodeando delante de su casa

Los agentes que patrullaban la zona se dirigieron al lugar de la denuncia y hablaron con la mujer, de nacionalidad peruana y de 29 años de edad, que desde un principio se mostró nerviosa y negó haber realizado la llamada a la Guardia Civil.

Los policías notaron un intenso olor a marihuna que provenía del interior de la vivienda, advirtieron que las ventanas permanecían tapadas y un gran numero de cables desplegados por las paredes

La Guardia civil, con el permiso de la mujer, entró en el domicilio, donde encontró “una infraestructura de alto rendimiento para el cultivo de marihuana“, según declararon los agentes.

La vivienda estaba acondicionada perfectamente para el cultivo de la droga. Contaba con un sistema de riego automático, bombas para impulsar el agua, lámparas y reguladores térmicos para conseguir la temperatura precisa para la conservación de las plantas. Además la instalación eléctrica estaba conectada, de manera ilegal, al alumbrado público.

Tanto la mujer como su pareja, un hombre norteamericano de 24 años, han pasado han disposición judicial. Los dos tienen antecedentes por delitos similares.

En la operación se han incautado 5,9 kilogramos de marihuana, 2.400 euros en efectivo, y diferente útiles destinados para el cultivo de la sustancia.