Compartir

Una chica italiana de 14 años se ha suicidado en su cuarto, según las primeras investigaciones, por no soportar la separación en la que están incursos sus padres desde hace cinco años. La chica se quitó la vida en el domicilio en el que vivía junto con su madre en Catania (Italia).

El pasado domingo su madre la encontró ahorcada en el cuarto, sin que ella misma se diese cuenta de lo que estaba pasando. Junto al cuerpo encontraron una carta en la que ponía “no es vuestra culpa”, una clara referencia a sus padres, según publica el diario La Sicilia.

Los agentes de policía creen que esta actuación de la menor se debe a que no ha podido soportar el divorcio de sus padres. No se conoce ninguna relación sentimental de la chica, ni tampoco algún tipo de problema que pudiera tener en el instituto, por lo que se ahonda en la investigación de la primera suposición. La investigación aún continúa abierta.