Compartir

El reality americano de cirugía estética 'Bridalplasty' ha vuelto a estar de actualidad al hallarse muerta a una de las concursantes que mejor momentos dio al programa. 

Se trata de Lisa Marie Naegle, cuyo cadáver se encontró el pasado 20 de diciembre enterrado en el jardín de uno de los alumnos a los que daba clase.

Los hechos tuvieron lugar dos días antes, el 18 de diciembre. Lisa salió de casa el sábado por la noche para ir a un cumpleaños cerca de su casa y de madrugada llamó a su marido para informarle que acudiría más tarde, pero finalmente nunca llegó.

El marido se puso en contacto con la Policía, quien detuvo al asesino. Tras un duro interrogatorio confesó donde estaba el cadáver y que la había matado a martillazos.

El reality 'Bridalplasty' consistía en que un grupo de diez mujeres convivieran en una casa y la ganadora ganaba una boda de ensueño además de varias operaciones de cirugía estética. Lisa no ganó, pero consiguió que los espectadores le cogieran cariño.