Compartir

El preso sombra que acompaña en la cárcel a Antonio Ojeda, sospechoso de la desaparición de Yéremi Vargas, ha anunciado al juez en una nueva ronda de declaraciones que su compañero de celda le ha confesado el crimen del niño, según ha informado 'El Programa de Ana Rosa'.

Ojeda, al conocer la sentencia que le condenaba a cinco años por abusar de otro menor de edad, ha confesado al preso sombra el asesinato del niño canario. Esta ha sido la primera vez que el principal sospechoso de la desaparición confesaba ser el autor de la muerte de Yéremi.

El preso sombra ha relatado ante el juez y los testigos de la sala cómo Ojeda se lo confesó: “Fue el 5 de diciembre, sobre la hora del recuento, Antonio se encontraba nervioso tras conocer que le habían sentenciado a 5 años de cárcel por los abusos a otro menor en 2012…le dije tranquilo…y de repente bajó la televisión de la celda y me dijo que era inocente, que esto del niño era un marrón que le había metido la Guardia Civil…yo le dije, vale Antonio lo de ese niño, pero ¿y lo del otro niño, y lo de Yéremi?…es entonces cuando me dijo que ese fue un tema que se le fue de las manos, que el niño echó a correr, que intentó agarrarlo y se dio un golpe en la cabeza y se vio obligado a hacer desaparecerlo…yo me quedé sorprendido durante un minuto y le pregunté dónde estaba él con el niño y dónde estaba ahora y Antonio me respondió : maestro vamos a dejar el tema ya”

La familia del niño desaparecido en Gran Canaria ha escuchado por primera vez como el único sospechoso de la desaparición de su hijo confesaba que le había matado y se había desecho del cadáver. Ya son dos compañeros de celda de 'El Rubio' quienes han contado al juez cómo éste les ha relatado hechos que le convertían en autor o cómplice de la desaparición del menor

El nuevo juez del caso cuenta ahora con una nueva herramienta para acelerar la investigación y llegar al fondo de la cuestión.